El Tetris y la ansiedad. Una pareja importante para reducirla

5 (100%) 1 vote

Seguro que no te esperabas este artículo, ¿verdad? Porque pensarás, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra? Pues mira, tiene que ver y mucho. Muchas personas pasamos por la revolución del mundo Tetris hace unos cuantos años (más de los que te crees) y nos obsesionamos tanto con este juego que incluso soñábamos con él. Pero, qué pensarías si te dijéramos que ahora hay estudios que defienden la relación entre el Tetris y la ansiedad. Sí, has leído bien. En este artículo te lo vamos a explicar. Para ello, tendremos que averiguar qué es aquello que hace al Tetris tan adictivo y que hace que, a pesar de tener ya cumplidos los 30 o 40 años, muchos sigan dedicando tiempo de su vida a jugar a este adictivo juego.

  • Es muy fácil de aprender. No hace falta tener un libro de instrucciones ni pensar demasiado para poder jugar al Tetris. De hecho, hasta los niños pueden hacerlo. Su mecánica se basa en girar figuras para que hagan líneas, así de sencillo. Por tanto, nuestra mente no tiene porqué pensar demasiado para empezar a jugar.
  • Tiene una evolución. El hecho de tener que ir subiendo de nivel hace que tú cada vez te sientas más motivado para seguir jugando. Si dominas el nivel uno, no hay problema, te pasas al dos y así sucesivamente.
  • No resulta ni extremadamente fácil, ni extremadamente difícil. Es lo mismo que ocurría en el punto anterior. Tú evolucionas con él, así que tus conocimientos en el juego van creciendo a la medida que tú vas aprendiendo. De este modo consigues divertirte a la vez que aprendes y eso te motiva a seguir pasándote niveles. ¿Ves? Si fuera demasiado difícil te provocaría ansiedad.
  • Es infinito. No acaba nunca, así que tu diversión tampoco. Es una de las características propias de los juegos pero, a diferencia de lo que pasa con uno de preguntas y respuestas, este no tiene fin. Cuando elimines una línea, aparecerá otra, y así sucesivamente.
  • Tu mente construye. El hecho de que hayan figuras desordenadas que tú tienes que ordenar le da a tu mente un placer inmenso. Una sensación de que estás construyendo algo y de que realmente te está saliendo muy bien. Una satisfacción personal.

El Tetris a estudio

En la universidad de Karolinska, en Suecia, su departamento de Neurociencia ha estado estudiando la relación  entre el Tetris y la ansiedad y la memoria visual. Para ello utilizaron a personas con estrés postraumático y consiguieron hacer que sus pacientes redujeran el estrés jugando a este juego. Al parecer, las formas, los colores y los movimientos hacen que te olvides por completo de tu situación y que solo te centres en conseguir superar el juego.

Se descubrió que, al conseguirlo, las personas conseguían sentirse mucho mejor consigo mismas a la vez que la memoria visual también crecía. Tras este estudio, son muchos los psicólogos que han usado el Tetris como herramienta de trabajo y siguen abierta muchas investigaciones al respecto del tema. De hecho, funciona más que los tranquilizantes u otras sustancias  químicas.

Así que ya sabes, si notas que estás agobiado o cansado y que no puedes huir de los problemas, descárgate el juego terapéutico del Tetris y comienza a disfrutar un poco más de tu vida y a tomártela de forma más relajada. ¿Juegas?

Deja una respuesta

DMCA.com Protection Status