¿Cómo convencer a una persona para que vaya al psicólogo?

¿Cómo convencer a una persona para que vaya al psicólogo?

Si bien sabemos, no todas las personas somos iguales y por ende no todas tenemos las mismas capacidades para ciertas cosas, como por ejemplo: enfrentarse a situaciones difíciles.

Hay ciertas situaciones que se presentan en la vida que no son aptas para algunas personas, esto por el simple hecho de que hay quienes son más fuertes, mientras hay otras que no lo son.

El problema radica cuando la situación es insostenible y la persona no tiene control de ella, es entonces cuando necesita ayuda profesional.

Dese hace mucho tiempo se ha creído que los psicólogos son profesionales que ayudan a los “locos” es por ello que muchas personas no son capaces de asistir a  una terapia de estas.

La verdad es que visitar a un psicólogo Málaga presentando una situación insostenible, es la mejor solución para superar los problemas que tenemos. Sin embargo, en muchas ocasiones tampoco somos capaces de aceptar la ayuda.

Así que convencer a una persona que asista a una terapia psicológica es un poco complicado, pero ¡no imposible!

Por lo general las personas con problemas graves se encuentran bloqueadas y no pueden aceptar que necesitan ayuda profesional. Así que tendremos llevarlo con calma y no presionarlos, ya que tienen suficiente con su situación actual.

Hay ciertas objeciones que evitan que la persona asista a una terapia, algunas de ellas son:

  • La persona se niega a aceptar que está en una situación grave.
  • Le aterra pensar que está loco.
  • Piensa que asistir a una terapia psicológica es para débiles.
  • Cree que es capaz de salir por sí solo.
  • No quiere depender de nadie.
  • No quiere invertir dinero en cosas innecesarias.

Estas son algunas de las razones que probablemente tendrá la persona para no dejarse ayudar.

Es por ello que hay que saber llevar la situación, lo mejor será:

  • Escoger un momento adecuado para hacer la invitación al psicólogo.
  • Evitar hablar durante encuentro familiares.
  • Escuchar a la persona. Saber cuáles son sus sentimientos y qué piensa.
  • Hablar con la persona cuando esté en un mal momento puede ser ideal para plantearle sutilmente la idea de asistir a una terapia.
  • Explicarle la diferencia entre psicólogo y psiquiatra.
  • Ofrecerle pagar las terapias puede servir de motivación.
  • Acompañarla en la primera sesión es una señal de apoyo.

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies